¿Es necesario realizar el análisis de riesgos a los tratamientos de la comunidad de propietarios?