¿Se pueden tratar los datos de salud de las personas trabajadoras relacionados con el coronavirus?